Nuestro objetivo con las webs

Crear un blog con dominio propio es una de esas cosas que todo el mundo debería hacer sí o sí en la actualidad. No hay mejor manera de tener presencia en internet y es la manera más profesional de hacerlo. A modo de pequeña guía o tutorial, vamos a intentar explicar qué significa esto y algunos conceptos básicos que todo el mundo debería tener para comprender cómo funciona el mundo de internet, las webs, los blogs y los dominios.

¿Qué es el dominio de un blog?

El dominio de un blog es la dirección web que ingresamos para acceder a él. Tienen varias partes. Por un lado está el dominio en sí y por otro la terminación. Por ejemplo, remitiéndonos a esta web, nuestro dominio es webspopuli.es, y tiene la terminación .es.

Las terminaciones suelen hacer referencia a situaciones geográficas, aunque en la actualidad cada vez hay más y suelen referirse a todo tipo de opciones. Existen terminaciones como .shop, .travel, .barcelona, .blog, .club, y un largo etcétera. La terminación .es hace referencia a que es un dominio español.

Por otro lado, existe lo que se llaman subdominios. Mucha gente cree erróneamente que subdominio es lo que va después de un slash tras el dominio, como por ejemplo webspopuli.es/blog. No es así. Lo que va después de un slash son subcarpetas, como si de un disco duro se tratase. En el ejemplo que he puesto /blog es una subcarpeta. Un subdominio va antes que un dominio separado por un punto. Sería por ejemplo blog.webspopuli.es. Hace tiempo se pusieron muy de moda para crear jerarquías dentro de una misma web, aunque por lo general no se suele recomendar su uso principalmente por temas de posicionamiento, ya que un subdominio no coge apenas fuerza del dominio principal, mientras que una subcarpeta sí, ya que cuelga de él.

Los dominios son baratos, y normalmente lo que se hace es registrarlos por períodos que van de año en año en los diferentes registradores que existen. Hablamos de webs como Godaddy, DonDominio, Piensa Solutions, 1and1, etc. Se pueden registrar por un mínimo de un año.

Normalmente un dominio se vincula a una web, que no es más que un conjunto de archivos en formato html, o php, u otro cualquiera, que están almacenados en un servidor, también conocido como alojamiento o hosting. El dominio se apunta hacia esos archivos de manera que al visitarlo desde nuestro navegador accedemos a dicha web, que puede ser de tipo blog, foro, página estática, etc. De hecho, vamos a hablar un poco sobre ello a continuación.

Aquí tenéis un tutorial en vídeo de todo el proceso de creación de un blog:

¿Qué es el hosting o alojamiento de una web?

Una web no es más que un conjunto de archivos a la cual se puede acceder de manera permanente gracias a que estos están alojados en un servidor de manera que se pueden abrir en cualquier momento. Las webs pueden estar formadas por archivos .html, .php, .css, y demás extensiones. Cada uno de estos archivos tiene su función y sus peculiaridades.

Una web se puede hacer de muchas manera. Programándola a mano o con programas como por ejemplo Adobe Dreamweaver, o de la manera más extendida actualmente que es utilizando un CMS, pero de eso hablaremos más adelante.

Los archivos de una web, como hemos dicho, deben estar disponibles 24/7 y desde cualquier parte del mundo normalmente, y para eso se suben a un servidor. Esto es lo que comúnmente se denomina como hosting. En realidad un servidor es más o menos un ordenador normal y corriente que se ecuentra permanentemente conectado a internet para que cualquier pueda abrir la web cuando lo desee. Cuando contratas un hosting o alojamiento, lo que estás es alquilando especio en un servidor para poder tener los archivos de tu web ahí.

Principalmente hay dos tipos de hostings.

Crear mi blog

Hostings shared

Por un lado tenemos lo que se denomina como “shared“, que son servidores que una empresa de hosting comparte entre varios usuarios, de manera que cada uno dispone de un espacio dentro del servidor.

Su principal ventaja es el precio, ya que es el hosting más económico, y su facilidad de configuración y uso, pues suelen venir ya preparados para que de una manera muy sencilla podamos crear nuestro blog o web dentro de ellos.

Como desventajas, sus prestaciones pueden ser reducidas, especialmente si la empresa que lo suministra comparte el servidor entre muchos usuarios, o si te tocan “vecinos” con webs grandes o con mucho tráfico. Otra desventaja es que normalmente cada servidor tiene una IP, y al compartir servidor todas las webs compartirán IP. Esto puede resultar molesto si algún vecino tuyo tiene una web considerada como SPAM o de temáticas para adultos, ya que puede ensuciar en cierta manera la reputación de las webs que compartan IP con ella de cara a Google o a los gestores de correo, por ejemplo.

Hostings VPS

Se trata de la opción más profesional y la recomendada para grandes webs o gente que se dedique a esto de manera profesional.

Un hosting VPS, para que nos hagamos una idea, es tener nuestro propio servidor de manera exclusiva. Como ventajas está el hecho de que normalmente podemos tener muchas IPS, una para cada proyecto, por ejemplo. Además, tenemos menos limitaciones de potencia, espacio y tráfico al no compartir el servidor con nadie.

Como contras, la configuración de un servidor es complicada y normalmente hace falta contratar los servicios de un sysadmin que es quien adminisitra estos sistemas. Y evidentemente, el precio, que es mucho más caro que un hosting shared.

Como crear webs

Crear un web: los CMS

Los CMS son una de las mayores revoluciones que ha sufrido internet desde su creación, y WordPress concretamente es la personificación de este gran cambio.

Un CMS es un sistema que se utiliza para crear una web de manera online, sin necesidad de software en tu ordenador como Dreamweaver ni conocimientos de programación, que se instala directamente en el servidor y te permite, normalmente mediante un panel de control privado al cual sólo tú como webmaster tienes acceso, crear una web sin apenas trabajo.

Existen CMS para todo tipo de webs: para crear foros, para calendarios, para redes sociales, para ecommerces… y luego está WordPress, que es un CMS originalmente hecho para crear blogs pero que se ha extendido tanto y ha conseguido tanta versatilidad gracias a sus plugins que se ha convertido en la herramienta básica para crear una web sea del tipo que sea ésta.

WordPress tiene tantos plugins que se utiliza incluso para hacer foros o ecommerces, aunque existan ya CMSs expresamente hechos para ello.

Y es que WordPress es el CMS más utilizado del mundo, que permite sin tener ningún conocimiento de informática, crear un blog desde cero y hacerlo de una manera profesional en la que todo es personalizable por el creador y siempre de forma muy sencilla.

La clave del éxito de WordPress son los plugins que tiene y los themes. Los plugins son pequeños añadidos que se le instalan a WordPress y que le aportan funcionalidades extras. Los hay gratuitos y los hay de pago, y todos ellos son fácilmente encontrables e instalables desde el panel de control de WordPress. Los themes son los temas o apariencias de WordPress, y son a su vez personalizables, de manera que es muy fácil instalar uno, editarlo a nuestro gusto, y tener una web profesional y única casi sin ningún esfuerzo.

En definitiva, una herramienta que, aunque en su inicio estuviese pensada exclusivamente para hacer blogs, ahora se usa para crear páginas webs tengan la finalidad que tengan. Y se utiliza a todos los niveles. Algunas de las páginas webs de empresas importantísimas están realizadas íntegramente con WordPress, lo cual nos da una idea aproximada de la potencia de este CMS.

Con esta guía básica hemos dejado sentadas las bases de lo que toda persona que quiera iniciarse en internet creando su propia web debe conocer antes de aventurarse a ello. Conocer estos términos es importante para no tener confusiones más adelante, y desenvolverse de una manera ágil con WordPress es algo básico si se quiere dominar internet hoy en día.